Spots Apple: nuestro top 5 de mejores spots

En GraficAdver somos muy de Apple, no lo podemos negar. Como es bien sabido, Apple es una empresa que cuida los detalles. Un ejemplo de ello son los primeros Macintosh. En esta época, Steve Jobs y su equipo se consideraban artistas y decidieron dejar su estampa en los primeros Macintosh, que incluían en su interior, la firma de todo el equipo de desarrollo. Como buen artista, la obra siempre firmada.

 

 

Más historias sobre detalles: la placa base. Se dice que el equipo de ingenieros le presentó un diseño a Steve Jobs y, a pesar de que le gusto, lo consideró feo. Uno de sus ingenieros, George Crow le dijo que a nadie le importaba el diseño de la placa, puesto que no se vería. Jobs dijo que el si lo vería y que tenían que hacer uno nuevo. Eso sí, el nuevo diseño, más “bonito“, no funcionó y tuvieron que volver al viejo.

En sus campañas publicitarias también cuidan los detalles al máximo. Apple tiene anuncios míticos y aquí va nuestro TOP 5 de Spots Apple.

 

Spots Apple: 1º Apple Stickers

 

¿Tapas el logo de mi compañía con pegatinas? Ningún problema. Apple en este spot muestra pegatinas que la gente pone al logo de su marca en los Mac Book Air.

 

Spots Apple: 2º Think Different

 

Anuncio mítico de Apple y que condensa, en una única frase, toda la filosofía del gigante de Cupertino.

 

Spots Apple: 3º Bulbs

 

Repasando los grandes descubrimientos de la historia de la humanidad: desde el descubrimiento del fuego, pasando por la ley de gravitación universal de Newton, hasta robótica. Todo finaliza con el último invento de Apple.

 

Spots Apple: 4º Un-PC

 

Con la llegada del G3 iMac, Apple decidió mostrar lo complicado que era un PC y lo sencilla que era su nueva máquina.

 

Spots Apple: 5º 1984

 

Cuando contratas a un director de renombre como Ridley Scott para que dirija tu spot para la Super Bowl, es que tramas algo importante. 1984 no sería como el 1984 de Orwell.

Una marca extraordinaria


 

En el mundo existen infinidad de marcas, cada una con sus estrategias bien implantadas, comunicación creativa y un público objetivo muy determinado. Pero, si existe una marca en el mundo que me fascina más que el resto es Aquarius. ¿Y por qué me fascina? Por su forma de contarnos historias, algo que empezó en La Era Aquarius.

A través de su estrategia de comunicación y sus campañas publicitarias, Aquarius pasa de ser una bebida de uso específico para deportistas (rehidratación después de realizar ejercicio físico) a una bebida para todos los públicos, de uso común como otras bebidas. Todo empieza en el año 1992. Existiendo otras bebidas más reconocidas que tienen la misma función, Aquarius consigue colocarse como bebida oficial de los Juegos Olímpicos de Barcelona 92.

 


 

A partir de aquí Aquarius empieza a centrarse también en la gente cotidiana. Con la cultura del esfuerzo, deja un poco de lado a los deportistas y se centra en los esfuerzos de la vida diaria. Gran éxito ya que Aquarius pasa a ser una bebida de consumo común. Ya no la consumen solo los deportistas, Aquarius está en “la calle”. ¿Y como han conseguido esto? Con historias. La saturación publicitaria es evidente y las empresas necesitan hacer campañas publicitarias que se alejen de la clásica fórmula: producto+demostración. Se necesita algo más y es aquí donde, para destacar, Aquarius se centra en contar historias.

 


 

Aquarius nos contó la historia de Radio La Colifata, pero no se conformaron con contarnos su historia. ¿Recordáis la historia de los ataúdes o la de pueblito bueno?. En tiempos de crisis política, ¿como olvidar su defensa de los políticos honrados?

 


 

 

 

Si algo me gusta y fascina de verdad de Aquarius es la capacidad que tienen para, con una historia humana, esbocemos una sonrisa y digamos aquello de: “El ser humano es extraordinario”.

Empieza el día con una Sonrisa

Para muchos, tomarse una buena taza de café por la mañana es empezar el día con una sonrisa de oreja a oreja. En McDonald’s lo saben muy bien y, por ello, han desarrollado una divertida acción exterior para publicitar los “Desayunos McDonald’s”, el servicio estrella de este año.

“El Sonrisómetro” es el nombre de esta acción de exterior que McDonald’s ha desarrollado en Madrid. Lo que hicieron fue instalar un mupi con una cámara que, al regalarle una sonrisa, nos entregaba un ticket que podíamos canjear por un café en un establecimiento McDonald’s. La acción ha sido ideada por la agencia OMD y se engloba dentro de la campaña “Desayunos McDonald’s” ideada por TBWA.

 

 

PD: En el video hay un par de momentos como “muy forzados”.

Jugando a ser Dioses

Los publicistas muchas veces nos creemos Dioses. Jugamos con imágenes y textos para manipular la realidad: productos que mostramos de una forma pero luego son otra cosa, productos que aseguran un efecto que luego nunca se produce, alimentos elaborados con ciertos ingredientes (los cuales son las estrellas de las campañas) y luego aparecen en un porcentaje bajísimo, etc. Lo dicho, nos creemos Dioses.

¿Y por qué hago esta crítica al sector publicitario del que formo parte? Por la genial denuncia/reflexión que realiza Berto Romero acerca de la publicidad y la forma que tienen los publicistas de manipular las cosas. Os dejo con el video.

 

 

PD: Con la publicidad engañosa te puedes ganar una denuncia de las gordas y si no, que se lo digan a Reebok que hace años pagó 18,1 millones de euros para cerrar un caso de publicidad engañosa relacionado con sus zapatillas “EasyTone” y “RuneTone“.

Pin It on Pinterest